Antonio Flores Jijón

Períodos: 17 de Agosto del 1888
01 de Julio del 1892
Ideología: Conservador
Juan Antonio María Flores y Jijón nació el 23 de octubre de 1833 en Quito, en el Palacio de Gobierno, mientras su padre presidía la nación. Hijo del Gral. Juan José Flores y de Mercedes Jijón y Vivanco, “inteligente, piadosa, culta y de porte distinguido, que ayudó mucho a su marido en sociedad y con su prudencia no pocas veces le sirvió de consejera”.

Recibió las primeras letras en palacio, luego en Latacunga asistió a la Escuela de Simón Rodríguez, Ayo del Libertador. De 11 años viajó a París y lo matricularon en el Liceo Enrique IV, donde aprendió francés; pero, al año siguiente, cambió la situación económica de su familia con la revolución del 6 de Marzo de 1845 y debió regresar. En 1847 vivió en Santiago de Chile y envió a la poetisa Carolina Lizardi un poema de corte romántico titulado “Adiós a la naturaleza” que indirectamente la incitó al suicidio con veneno.

Presidentes del Ecuador, Antonio Flores Jijón
En 1860, formó parte de la expedición armada comandada por su padre y García Moreno y tomaron Guayaquil por asalto. García Moreno fue proclamado Presidente del Ecuador en 1861 y Antonio Flores “joven amabilísimo, en extremo generoso, amigo de sus amigos y muy indulgente con sus mismos enemigos, a quienes trataba con una bondad que ya pecaba de excesiva” fue enviado a Francia, de Ministro Plenipotenciario del Ecuador ante la corte del Emperador Napoleón III.

Los cuatro años de su gobierno fueron de paz, Flores un hombre muy culto y capaz, se esmeró por gobernar con justicia, se realizaron obras materiales de progreso. Suprimió el pago del diezmo, fuente de abuso, salió airoso con la Iglesia. En el fondo era liberal revolucionario como Alfaro, aunque teóricamente era conservador, formó el partido progresista. Flores fue rico, ilustrador, católico.

Sus cualidades políticas le valieron la elección como presidente del Ecuador en 1888, cargo que ocupó hasta 1892 y desde el que impulsó la vida económica del país. Fue también un notable hombre de letras y escribió numerosas obras, entre ellas El gran mariscal de Ayacucho (1881), Para la historia del Ecuador (1891) y La naturalización en los Estados Unidos, bien acogidas en su época.

Antonio Flores Jijón murió en 1912, después de haber mantenido una intensa actividad política e intelectual durante toda su vida.

This entry was posted in Antonio Flores Jijón. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s